Viajar a Marruecos es uno de los destinos elegidos por muchos viajeros de cualquier parte del mundo. Pero probablemente una de las opciones preferidas de quien visita este espectacular país es realizar las distintas rutas que agencias de viajes como la nuestra proponen. Existen miles de rutas para realizar y que pueden suponer una experiencia brutal para vivirla en grupo o en privado ya que Marruecos es uno de los países más exóticos del mundo. Podemos agrupar las mejores excusiones en Marruecos según su ubicación, diferenciándolas en dos grandes grupos:

1. Rutas por el Norte cuya ciudad base puede ser Fez o Tánger. Partiendo de la medina de Fez, uno de los lugares más maravillosos del mundo, lleno de calles estrechas y laberínticas que sorprenden al visitante, además se encuentran curiosos puestos en cada esquina. Sin olvidar los famosos curtidores de Fez trabajando la piel de oveja en enormes tinajas como si se tratase de un cuento. Una ruta para disfrutar a pie, es una de las zonas peatonales más grande del mundo. Dicen que hasta los propios habitantes de la medina se han llegado a perder, por lo que no lo intentéis solos. Otro de los lugares emblemáticos de Marruecos es la ruta de Chefchauen, un pequeño y maravilloso pueblecito azul que nos hará trasladarnos a la aldea de los pitufos, totalmente lleno de puentecillos y mezquitas. Por último, uno de los puntos más importante de esta ruta norte es Asilah, un pueblo azul de la costa de Marruecos lleno de restaurantes para degustar los productos costeros. Otra de las rutas importantes en Marruecos es la ruta en quad por el desierto de Erg Chebbi. Aunque hay que disfrutar esta ruta con mucha prudencia debido a las dunas, si vamos acompañados de guía podremos ver la maravilla del desierto pero con seguridad

2. Rutas por el Sur desde Marrakech o Casablanca. Desde Marrakech, podemos aprovechar también para hacer una excursión a pleno desierto de Erg subidos en dromedarios para no perderse los contrastes del paisaje al amanecer. Para completar esta experiencia sería más que obligado dormir en una jaima en mitad del desierto de Merzouga. Otro de los puntos que no debes pasar por alto son las cascadas de Ouzoud, una de las más maravillosas del mundo con 110 metros de caída. Sin olvidar pasar por las gargantas de Dades y Todra, un desfiladero formado por el río Dades. En esta ruta recorreremos el valle de las Rosas. Otros puntos de obligada visita son Ouarzazate y Kasbah Ait Benhaddou, lugar cinematográfico debido a la cantidad de películas que se han rodado allí, y que recibe el nombre de “Hollywood de Marruecos”.